Redes sociales: ventajas y desventajas

¿Te has planteado alguna vez, por qué nos sentimos impulsados a entrar una y otra vez en las redes sociales? Es para llenar esa necesidad de comunicación que tenemos. Pero ¿realmente estás consiguiendo comunicar lo que quieres? Y lo que es más importante, ¿eres todo lo eficaz que te gustaría usándolas? Vamos repasar las ventajas y desventajas de las redes sociales frente a otro elemento del que disponemos mucho más al alcance de la mano de lo que nos pensamos: la web.

Ventajas de las Redes Sociales

Las redes sociales además de gratuitas, son una potentísima herramienta para comunicar lo que somos. Ya seamos bien una empresa o bien queramos desarrollar una marca personal. De esto hablamos hace poco en el programa con la youtuber Patymakeup. Ella, como muchas otras influencers, está consiguiendo a través de Youtube, crear una comunidad afín a ella. Pero por eso mismo, porque se muestra tal como es (y, también sea dicho, se lo curra a saco. Ya no vale con colgar dos fotitos o un vídeo y creer que se va a viralizar y hacernos ricos).

Es decir: ser nosotros mismos a través de las redes sociales. Y además de forma muy fácil, ya que son sencillas de usar, gratis, y simplemente deberemos adaptar nuestro discurso al tipo de red que sea. No será lo mismo lo que contemos en un story de Instagram que en un vídeo de 10 minutos en Youtube. O al menos no de la misma forma…

Y lo mejor de todo: la mayoría de gente pasa mucho, pero mucho tiempo en las redes sociales. Los españoles nos pasamos de media 2 horas al día en las redes sociales. ¡Esto es más de un 8% de todo nuestro tiempo! Es una locura… pero esto nos interesa. Podemos aportar valor y captar la atención de nuestros potenciales clientes ahí mismo. Y hacerles que consuman nuestro contenido es una forma primera de fidelización.

Desventajas de las redes sociales

Básicamente que dependes de sus reglas. De lo que te marcan, y además te lo pueden cambiar sin tú querer. Pongamos el ejemplo de que queremos comer. Tenemos a priori dos opciones:

  • Podemos ir a un restaurante que es más más cómodo, más rápido, pero no tenemos libertad de tomar lo que queramos, dependemos de la carta, del menú que lo van cambiando…
  • Sin embargo en la web es ir al mercado, comprar los ingredientes necesarios y cocinarnos lo que nosotros queremos. Y no es tan difícil como la gente piensa. Es igual que cocinar: puedes ser todo lo complejo que queramos pero para una cosa sana y rica, con poquito que sepamos podemos hacerlo. Hay mil videos en Youtube de cómo hacer una web en 5 minutos, lo podéis ver. De hecho si queréis y veo que interesa una semana podemos hasta hacerla en directo en menos de 5 minutos. Así os enseño cómo hacerlo bien, limpio y fácil con WordPress. ¡Tremendamente fácil! En cambio la gente cuando le hablan de web se paraliza…

La web vs redes sociales

Dejemos por un momento las redes sociales. El mejor elemento de todos para poder darnos a conocer como somos es la web. La mejor opción para transmitir y hacer lo que sea: en una afición que tengamos, una empresa que montemos, o incluso nuestro propio currículum y experiencia. Por ejemplo mi amigo Pablo que es diseñador acaba de empezar a trabajar en un prestigioso estudio de diseño gracias a que se hizo una web sencilla con su portfolio, sus trabajos y esto le ayudó mostrarse y a tener esa visibilidad. Podía haber optado simplemente por Linkedin, pero ahí eres uno más y encima no tienes esa libertad para mostrarlo como a ti te gustaría. En cambio una web siempre es (o debería serlo) diferente de otra.

Estrategia correcta de redes sociales y web

De hecho la estrategia correcta de visibilidad casi siempre debería ser así: captar la atención primera en las redes sociales, que es donde la gente pasa más tiempo, y después a esa gente que hemos llamado la atención, llevarla a nuestra web donde finalizamos la estrategia. Ya sea comunicar algo, vender un producto, o vendernos a nosotros mismos) porque sobre la web tenemos el control total mientras que sobre una red social no.

A esto se le llama atraer tráfico. Es como si fueran coches que van por la ciudad, tenemos un gran centro comercial y pequeños puntos de información por toda la población. Lo que nos interesa es que esos coches se interesen por nosotros y acudan al centro comercial. No que del centro comercial se vayan a ver los puntos de información. ¡No tendría sentido! Pues por eso la mayoría de webs que veis que tienen las redes sociales bien grandes ahí arriba del todo en el menú, están mal.

Dicho esto, y como de la web hablaremos mucho más, por hoy no vamos a dar más detalles de la web sino de algo que tenemos la mayoría (excepto alguno que queda de la resistencia…) vamos a ver con algún truquillo cómo mejorar esos captadores de atención que son las redes sociales.

Cómo usar las redes sociales en nuestra estrategia de marketing online

“Redes sociales: ventajas y desventajas.” Hemos visto que no son lo mejor que tenemos… depende. Depende de lo que busquemos. Para llamar la atención son lo mejor. Pero además veamos algunas otras ventajas que nos dan. Vamos a ver de las 3 más comunes: Facebook, Instagram y Twitter (Linkedin es para algo muy concreto pero muy potente para ello. Y de Youtube hablaremos otro día ya que no es exactamente igual que el resto de redes sociales…)

Twitter

De las tres es la más pequeña y la que está más estancada de usuarios activos: 320 millones. Lo bueno es que es muy rápida, donde prima el texto (140-280 caracteres), hay mucha actualidad, y la mayoría del contenido es público (se puede ver incluso sin iniciar sesión en la red social).

En ella debemos estar siempre que queramos estar al día, informar, y generar pequeñas reflexiones o pequeños debates en torno a temas que nos incumben. Por ejemplo es muy buena si somos expertos en algo y queremos ganar autoridad. Podemos buscar los temas que controlamos y ver qué dudas se generan en esos temas y aclararlos nosotros. Eso además de ayudar a los demás nos dará reconocimiento y autoridad en ese tema.

Facebook

Con más de 2.100 millones de usuarios es la red social más usada a día de hoy. Lo bueno: que está todo el mundo y que tenemos miles de opciones en ella… lo malo: precisamente esto. Pues cuando hay mucho, se genera mucho ruido y es difícil transmitir un mensaje limpio. Aun así hay que estar aquí si lo que queremos es llegar a un público más generalista.

Como primer consejo: ¡abrir una página en Facebook! Si no la tienes ya no sé a qué esperas. Seguro que tienes una parte profesional o de algo que quieres contar, transmitir o algún día puede que incluso monetizar. Pues abre una y deja el perfil personal para eso mismo: para lo personal.

De primeras separarás lo que es tu actividad profesional o específica de la paella del fin de semana o la última carrera popular que has hecho. Pero además en no mucho puede que te interese hacer publicidad en Facebook o Instagram (cosa que te explicaré cómo hacerlo y con muy poco dinero llegar a mucha gente). Y para hacer publicidad es necesario tener una página de Facebook.

Instagram

No es la más numerosa (a día de hoy) pero con sus más de 800 millones de usuarios, es la red social con mayor crecimiento. Sin rival. Ha duplicado el número de usuarios en los dos últimos años. Además es la red social preferida de los jóvenes: el 60% de sus usuarios tienen entre 18-34 años.. ¡una locura! Obviamente hay que estar aquí si lo que buscas es un público más joven. Además se potenciará si tus contenidos pueden ser más visuales con fotos o vídeos.

El consejo para sacarle provecho viene por una peculiaridad de esta red social. Y es que no se puede salir de ella. No, no me refiero a lo adictiva que es (que lo es y mucho), sino que el tráfico no sale porque no se pueden poner enlaces externos. Es curioso, todo el tráfico queda atrapado dentro. Siempre de un perfil a otro, de un hastag a otro… Cooon 3 excepciones donde sí se puede enlazar a una web externa:

-Si tienes más de 10.000 seguidores, en los stories, deslizando hacia arriba.

-Obviamente si pagas publicidad, que es a lo que me dedico en parte con mis clientes en las campañas de marketing.

-¿Y para el resto de mortales? Pues puedes compartir un enlace y sólo uno: en la bio debajo de la foto de perfil. ¡Y aun así hay mucha gente que no lo aprovecha! Es genial poner un enlace. Para lo que sea: para enlazar tu web si tienes o tu blog, o un canal con tus vídeos de youtube, u otra red. Pero es muy útil porque tú llamas la atención con tus fotos o vídeos, ven tu perfil, y si quieren saber más de ti, le van a dar a ese enlace. Y de ese modo seguirán consumiendo contenido tuyo. Aprovéchalo. Aunque sea incluso tu perfil de linkedin. Quizás podemos ganar visibilidad así. Aquí lo ideal sería enlazar a nuestra web, pero eso como he dicho, lo veremos otra semana.

Si te ha gustado todo esto y quieres recibir todas las semanas un pequeño consejo para ir aprendiendo marketing online, déjame tu correo:


Y si lo que te va más es el vídeo, sígueme todas las semanas en mi canal de Youtube, 📺suscríbete que es gratis.

¡Nos vemos la semana que viene con más! 😉🤘🏼

Publicado en Inbound marketing, Marca Personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *